Dress Code institicional

1 Dec
Dress Code institicional

Grey dress
7.535.155 COP – 1stdibs.com

Dolce Gabbana pencil dress
7.205.495 COP – kirnazabete.com

Lipsy black shirt
222.385 COP – lipsy.co.uk

Turtleneck sweater
50.675 COP – shein.com

White shirt
165.370 COP – tmlewin.co.uk

Pierre Balmain blue jacket
3.430.415 COP – harrods.com

Balmain black jacket
8.743.920 COP – stylebop.com

Donna Karan blazer
2.668.040 COP – farfetch.com

Thierry Mugler blazer
6.234.980 COP – farfetch.com

White blazer
1.132.885 COP – breuninger.com

Être Cécile wide leg pants
910.500 COP – ifchic.com

Skinny pants
54.345 COP – beautifulhalo.com

ADAM wide leg pants
3.924.560 COP – kirnazabete.com

Dolce Gabbana short skirt
2.720.675 COP – harrods.com

Pink Tartan crop pants
926.195 COP – ifchic.com

Denim legging
166.605 COP – riverisland.de

Nly Shoes fringe booties
179.565 COP – nelly.com

Giuseppe Zanotti black ankle boots
863.370 COP – currentboutique.com

Short boots
3.525.045 COP – christianlouboutin.com

Advertisements

THE HELP – MI OBSESIÓN POR LAS GAFAS

9 Feb
THE HELP

Oasis dress
$95 – oasis-stores.com

Wedge shoes
£30 – nelly.com

Jennifer meyer jewelry
$14,500 – net-a-porter.com

Cutler and gross sunglasses
$530 – net-a-porter.com

Wet Seal hair bow accessory
$4.99 – wetseal.com

Anna Wintour no es tan intimidante como parece

15 Sep

Esta mujer, que en el mundo de la moda se ha converdito en un mito, es un misterio para todos los que no la conocemos, pero nos parece fascinante el mundo en el que se desenvuelve. Recientemente nombrada por la revista Forbes como una de las mujeres más influyentes del mundo, deja ver un poco de sí en la entrevista que les concedió. Se las comparto porque me parece fantástica y esa sería una muy buena portada…Hasta la próxima!

LBD- UN NUEVO DESCUBRIMIENTO

10 Jul

Cuando a uno le gusta mucho la moda, no hay felicidad más grande que la de encontrar nuevas propuestas y visiones frescas de los clásicos. El vestidito negro, reinventado millones de veces, es quizás uno de mis favoritos, pero también es uno de los que más rápido me aburre, porque no es fácil encontrar uno que sea diferente y clásico al mismo tiempo.
Pero hoy, gracias a twitter encontré un diseñador que me encantó, en especial en lo que se refiere al vestidito negro. Se trata del diseñador mexicano Rolando Santana, a quien podremos ver en la próxima semana de la moda de Nueva York. Les dejo su propuesta para que la vean y la disfruten igual que yo, porque estoy segura de que seguiremos oyendo sobre su talento.

This slideshow requires JavaScript.

LA PERFECCIÓN ESTÁ RETOCADA

25 May

Ver una revista de moda es como abrir una puerta al territorio de la perfección visual donde todo es absolutamente lindo: ropa linda, accesorios lindos pero sobretodo personas lindas. Y es que de eso se trata, nadie las lee buscando algo desagradable ni a la amiga ‘normal’ que trabaja en el escritorio del lado.
Pero tanta perfección y belleza requiere necesariamente de ciertas ayudas para que todo se vea con tal magnificencia, que nos genere ese placer de encontrar y ver aquello que no vemos a diario en nuestra vida. Pero es que es lógico todo entra por los ojos, o ¿es que nos vamos a comer un plato de comida que parece embutido para gato? Obvio que no, por rico que pueda ser, algo que sea visualmente desagradable simplemente no nos va a dar confianza.
Y sucede lo mismo con las fotos de las publicidades, las páginas o las portadas de las revistas de moda. Si vemos a una mujer poco agradable a la vista, ni vamos a ver la revista (salvo por un morbo peculiar), ni mucho menos vamos a comprar las prendas y accesorios que viste. Pero ojo, no se trata en ningún caso de pensar en esto desde el punto de vista capitalista, porque la respuesta lógica sería que los únicos que saldrían beneficiados con esto son los que venden tanto las revistas como la ropa (claro que tampoco está totalmente alejado de la realidad).
Pero es en este punto donde comienza la discusión sobre la no tan nueva ola de retoques excesivos en las fotografías de este tipo de publicaciones. Modelos con cuerpos esqueléticos, pieles tan lozanas como el ébano o el marfil y personas a las que pareciera que el paso de los años no fuera con ellas. Es verdad, todos sabemos que tanta perfección no es posible y que las ‘mujeres reales’ no somos así, pero el punto es que nos bombardean tanto con estas imágenes que nos empezamos a creer el cuento y tal perfección se convierte en obsesión.
Aunque si bien es cierto que a más de una no nos vendría mal una visita, así sea esporádica, al gimnasio y una separación temporal con los carbohidratos, la obsesión se convierte en peligrosa cuando vemos a tantas mujeres, en especial adolescentes, agrediéndose física y mentalmente para llegar a parecerse a un ideal que en realidad es inexistente.
Y es que la presión va en doble vía, a las modelos ya nos las contratan si no se ven enfermas (total la foto se retoca) y muchas mujeres creen que tampoco van a ser valoradas si no lucen de esta manera. Recordemos el caso de la modelo brasileña Ana Carolina Reston, quien falleció en 2006 luego de seguir una dieta dónde sólo ingería tomates y manzanas. De esto no se trata y a la larga nadie sale ganando.
Ahora bien, si además de excesivamente flacas sus imágenes son retocadas digitalmente, lo que queda es una mujer incluso más irreal que la Barbie, de quien decían que si fuera real tendría una cintura de 30 cm. O qué tal la famosa tapa de la revista W en dónde salía la actriz Demi Moore tan retocada que incluso un pedazo de su muslo faltaba; ya no se veía perfecta sino por el contrario deforme.
Y es que esta es la cuestión, por un lado no es saludable y por el otro es ridículo que piensen que los lectores somos tarados que creemos que eso es posible. Sin embargo, no se confundan, yo no estoy en contra del retoque digital, así como tampoco lo estoy del maquillaje, las fajas, la tintura para el pelo o cualquier ayuda que nos pueda ayudar a ser más ‘perfectas’. Yo quiero seguir abriendo las revistas y ver mujeres hermosas, pero quiero que la industria entienda que de los extremos nadie se beneficia, y quiero que las mujeres entiendan que la belleza es algo relativo y temporal, o si no pregúntenselo a los hombres que las rodean.
Hoy están de moda las flacas, pero alguna vez lo estuvieron las gordas y si yo hubiese nacido en esa época, también me hubiera gustado que me agregaran papada, panza y un poquito más de brazo.

UN POST AMIGO, LOS CALZONES DE LA ABUELA

14 May

Hoy tengo que compartir un post prestado de un blog amigo. Bueno Blog amigo escrito por amiga, lo cual lo hace mucho más especial. No les adelanto nada para no dañarles el buen momento que les provocará leerlo.

Yo, fashionista
Por Ángela Álvarez Vélez

Los calzones de la abuela

Los calzones grandes, más que un horror una comodidad

Recientemente vi en una revista que los calzones tipo abuelita están de moda otra vez. Bueno, no sé si alguna vez estuvieron de moda porque creo que la última vez fueron populares porque no había más. O sea, era eso o la hoja de parra. Pero ahora sí, habiendo otras opciones, las mujeres eligen los cucos clásicos.
Quiero decirles que este es un momento trascendental en mi vida porque por primera vez desde que me visto sola estoy a la vanguardia de la moda. Es más, le llevo AÑOS de ventaja y la moda apenas me está alcanzando a mí. Y ahora puedo decirlo sin vergüenza, sin temor a la burla y al rechazo social (o bueno, no más de los que normalmente debo soportar): si por mi fuera usaría calzones con rodilleras y brasieres con mangas.
Me parece fabuloso que al fin la moda esté poniéndose a la par conmigo, es decir, con la sensatez y la comodidad. Porque no nos digamos mentiras, la tanga brasilera será sexy pero poco hay más incómodo en la vida. Si quisiera estar todo el día con un pedazo de cabuya nalga arriba, me sentaría en un costal. A mí me gustan los cucos como me gustan los seguros de vida: con cubrimiento total y póliza contra accidentes.
Por eso creo que a medida que esta moda coja fuerza vamos a ver un cambio importante en el comportamiento femenino. Las mujeres se sentirán más seguras con el respaldo de los centímetros extra de apoyo elástico y esto las hará menos propensas a dudar de sí mismas, y como se sentirán más cómodas con los calzones puestos, tendrán menos afán de quitárselos.
Tal vez estos cucos puedan tener repercusiones aún más drásticas puesto que si sube el borde del calzón, debe subir el borde del pantalón y tal vez de esta manera erradiquemos la moda antiestética y poco sanitaria de los blue jeans descarados, perdón, descaderados tipo alcantarilla (porque muestran toda la cañería) y podamos imponer el estilo banco (porque tapa la alcancía).
Y qué tal si esto expande y logramos un brasier que sea repisa en lugar de vitrina y camisas de tela y no de malla.
A lo mejor esto tiene un efecto bola de nieve y pasamos del seno a la tangente y llegamos al tema de los zapatos. Creo que si las mujeres usaran zapatos de tacones razonables y puntas normales serían mucho menos vengativas, y si pudiéramos eliminar el estrés del dolor y la angustia de que en cualquier estornudo quedamos como los agáchese del centro -con la mercancía por fuera- tendríamos más paciencia para nuestros novios, hijos y maridos; más poder de concentración para parquear el carro y ponerle aceite al motor (o lo que sea que necesita aceite). ¡Imagínense si no tuviéramos que invertirle tiempo a encresparnos las pestañas todas las mañanas! Habría paz en las casas, las oficinas, las calles…el mundo, todo gracias al cuco tipo fondant (que cubre todo el bizcocho).
Por el bien de la humanidad, aprehendamos esta moda. Yo ya puse mi parte, y mis partes, hace rato.

Para ver más de esta excelente escritora, visítenla en www.logosyfilias.com

HARPER’S BAZAAR LLEGA A ARGENTINA

13 May

Con mucha expectativa estuve esperando la llegada de Harper’s Bazaar a Argentina. Para ser sincera tenía mis dudas, porque se trata de una de mis revistas de moda favoritas y no estaba segura de que lograran replicar perfectamente su espíritu, acomodándola a la cultura de este país.
Sin embargo, con mucha sorpresa cayó en mis manos la publicación y no tengo más que cosas buenas que decir al respecto. Desde una portada limpia, digna de las mejores del mundo, y un contenido con altura y estilo que no cae en lugares seguros, como les ha pasado a la mayoría, Harper’s Bazaar llega muy por encima del resto de publicaciones de moda.
Definitivamente se trata de una apuesta en la que se ve la mano de Ana Torrejón. Reivindica la moda inteligente (como titulan en esta primera edición) y nos da una opción a las amantes de la moda que no nos sentimos identificadas con publicaciones que piensan que no somos más que entes obsesionadas con la delgadez y con cómo satisfacer sexualmente a nuestras parejas.
Sólo me queda felicitar a su equipo por este lindo trabajo y espero que no pase lo mismo que sucedió con otras revistas que empezaron ofreciendo mucho y quedaron como una más de las ‘revistas femeninas’.